Sospecha

xcbk-00008

Papá tenía otra casa. A tres horas distancia de la nuestra.

Esa casa era de él. Lo visitábamos los fines de semana después de viajar en carro y contar innumerables piedras.

En ella había cuartos de colores con el mismo caos que había en su cabeza.

Con el tiempo mi madre descubrió dos cosas.

Papá tenía varios gatos que le hacían compañía cuando las mujeres se habían ido y él se sentía terriblemente solo.

El regreso siempre era el mismo.

Yo contaba las estrellas en el cielo –como él me lo pedía- para olvidarme de los terribles ataques de alergia.

2 comentarios en “Sospecha

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s