Amor a Primera Oída…

                                                                                                                                                  a F.P y 4Letras

Te acuerdas Beatriz de ese otoño? Uno de los más tristes, recién volvías de aquel viaje, la familia había decidido que una hija lejos era más que suficiente, dos era un escándalo y algo que Él no permitiría. ¿Recuerdas lo que te dijo por el teléfono antes de ordenarte que subieras al avión?

Mija’ el cabrón que se iba a casar con usted, ese hijo de la chingada ya no nació-

¿Te acuerdas Beatriz? Como lloraste una noche antes de despedirte de el y te viste por ultima vez en sus ojos color agua puerca y creías no podrías sobrevivir sin el? ¿Lo recuerdas?

Todo el vuelo sus diez horas hasta llegar a Madrid, Susana tomo tu mano y te consoló, decía que de amor nadie se muere, que si alguien lo sabia era ella, y lo único que hiciste fue perderte entre los colores de aquel cielo, aquel diminuto cielo que cabía por la ventanilla del avión.

¿Dormiste? No, no habías dormido, tenias el corazón entumido, cercenado, lacerado, alguien había colocado una granada en el corazón y no tuviste tiempo de guarecerte, y tu corazón Beatricita, ese lo vimos volar en el trayecto, miles de pedacitos en forma de centellitas que no eran otra cosa que tu corazón iluminando el Mar del Golfo, iluminando el camino a ciegas de los cazadores de perlas, pero eso no lo verías mas.

¿Recuerdas Madrid? Claro que no, como te vas acordar si duraste cuatro días encerrada en esa habitación llorando, arrastrándote por el piso, mortalmente herida de amor, por el adiós. Madrid te pasó de noche, y después de eso, Madrid se convirtió en el trago mas amargo, en la pesadilla de la que no podías despertar.

Te dijeron que El había llamado preocupado, preguntando por ti, y Susana le dijo:

–No para de llorar, no quiere comer, no ha querido salir-

Luego vino su silencio y la recomendación.

-Susana, muchas gracias por todo lo que hace por mi niña, pero creo que es mejor que me la traiga a México. Por favor.-

Y de nuevo otro avión, cuantas horas y cuantas lagrimas derramaste en ese avión, mas aun cuando viste el manto negro de la ciudad iluminado de noche, un mantón multicolor al que te hubiera gustado arrojarte en busca de consuelo.

¿Hacia cuanto que no escuchabas a tanta gente hablar español Beatriz? Que tímidas seescucharon tus palabras al declárate mexicana, ¿lo recuerdas? como titubeaste, por que en el fondo no sabias quien diablos eras.

Esa noche pediste que te llevaran a comer caldos, no te importo que fuera la medianoche, tú tenías una espina clavada en el corazón y había que entumecer el corazón, no sentirlo más, no oírlo más.

Cuantos días pasaron antes de que salieras a la calle y cuando lo hiciste fuiste sola al recorrido de5 de Mayo, y en la mesa de siempre, la de la Fina lloraste y fumaste sin parar y aun con toda esa rabia y coraje contra El, cruzaste la calle, fuiste a la Dulcería Celaya le compraste los dulces de siempre, ¿lo recuerdas? Que amargo te supo aquel Suspiro, que sin chiste aquel Turrón, que sin embargo aquella Alegría…

-Beatricita, quiero llevarte a que conozca a Fátima, es una amiga de mi familia. Ella, ella te va ayudar.-

Susana te llevo en el carro hasta la casa de la señora Fátima, solo recuerdas que era en el norte de la ciudad.

Entraste a su casa, un fuerte olor a madera e incienso, ella te pidió que te sentaras frente a ella, te saludo, y te dijo en la lengua de el:

-Aassalam alaikum-

Y tus ojitos se llenaron de lagrimas, y ella lo supo todo en ese momento, te tomo la mano derecha, la sostuvo por unos minutos, después te sirvió un poco de té con cardamomo y te dijo que todo estaría bien.

Después se levanto de su asiento, trajo una caja de madera con arena y te dijo, ¿recuerdas lo que te dijo?

-Juega con ella habibi, juega con ella.-

Y tu sumergiste tus manos en esa arena como si fuera la piel de el. Entonces Fátima te pidió que te detuvieras y hablo contigo…

-Mi niña, largo camino por recorrer, hay muchas lagrimas, el no era para ti, y si estoy equivocada vendrá por ti en 40 días, sino hay que olvidar. Pero yo no me equivoco, el no era para ti, el no vendrá, así que no llores mas, aquí hay clarito
otro nombre mira.-

Y tú clavaste tus ojos cafés en la arena, ¿lo recuerdas? Y no veías nada, y ella te decía

–Como no mi niña, mira habibi, mira las iniciales: A y M ¿las ves?-

Y tú te quedaste callada, verdad que ¿así paso? Y antes de irte de su casa te dijo mientras te daba dos besos al estilo de allá.

-Habibi, tu no amas seguido, pero a ti el amor te entra por los sentidos, hazles caso, veras como tengo razón, el tiempo me dará la razón-

Y solo por curiosidad y una falsa esperanza le rogaste que te dejara quedarte cuarenta días mas en la ciudad, ¿lo recuerdas? a lo que El solo dijo:

-Ya estas acá, no me importa cuanto tiempo te quedes en la capital, ya estas en México, eso es lo único que importa-

Una de esas tardes en que saliste a caminar por la ciudad el andar te llevo a la Gandhi de Miguel Ángel de Quevedo, entraste en silencio, subiste las escaleras, caminaste directo a los anaqueles de la poesía y leías a Sabines.

Y a ti Beatriz, el amor se te da, siempre se te a dado el amor a primera vista, además crees en el, ese amor que detiene todo alrededor tuyo y solo existe esa persona y tu, pero estamos hablando del amor a primera vista, ese es el amor, del único que tu hasta ahora conocias. Dejaste el libro de Sabines sobre un montón de novelas policíacas y caminaste como en una nube, como si una mano invisible te llevara, tu no ponías resistencia, tus pasos pequeños, tímidos iban al encuentro, y tu boca estaba seca Beatriz, tu la de labios húmedos, la de la lengua frutal, te habías quedado muda, ¿y dime que fue de tu corazón? Que era ese temblor en las rodillas, ¿que fue de la respiración entre cortada? ¿Que fue de la humedad que asomo entre tus labios rosados y tibios? Te quedaste mudita Beatricita, mudita en medio de la nada, de los libros de niños, a un paso del origen de tu desasosiego.

Y con la mano aun temblorosa y la voz entre cortada te acercaste al joven del mostrador, le balbuceaste algo, el no te entendió Beatriz, y le volviste a hacer la misma pregunta, finalmente te dio el nombre: Arturo Márquez, Danzón Numero 2…

Y esa noche, por que se te hizo de noche, saliste con una sonrisa en los labios, esa noche te enteraste que el amor también es a primera oída, ¿lo recuerdas? Y te fuiste caminando por la banqueta sonriendo, las manos húmedas tocando el plástico del CD, acariciándolo como si fuera el reencuentro con un amante.

Y esa noche regresaste a tu habitación, lo escuchaste un mil veces y un mil veces tus manos recorrieron tu cuerpo en la oscuridad, te hizo el amor, entonces supiste que Fátima tenia razón, había que estar atenta, el amor llegaría por los sentidos, Fátima…con el cigarro a medio consumir en los labios y los ojos opacos por las cataratas te lo advirtió.

–Habibi esta clarito míralas: A.M. no dejes de creer en el amor.-

¿Recuerdas todo esto Beatricita o ya se te olvido?

8 comentarios en “Amor a Primera Oída…

  1. Ojala mi Ale.

    Aquí lo importante es no toparte de nuevo con un francotirador del amor, de eso es de lo que debes cuidarte, de los asesinos a sueldo de la mentira, que actuan con doló.

    Pero del amor, del verdadero Amor, de ese no te cuides nunca, con Fatima o sin ella, con Márquez o sin el, vale?

    un beso.

  2. Y qué pasa conmigo? Me lo acababa de advertir B, y fui a caer en la terrible apuesta de un par de pátanes como si fuera yo la confirmación de que pueden tener a la mujer que les venga en gana y obviamente quien puede hacerlo primero. De uno de ellos me da lo mismo, pero del otro, ese, me rompió el corazón.😦

  3. Pues nada mi Ale, de los dos te debe dar lo mismo.

    No vale la pena linda, ni tu tristeza, ni el tiempo que le dedicas a pensar que te dolio.

    Contigo creeme no pasa nada! con algunas personas es que uno se pregunta: Que carajos les pasa?

    Te mando un fuerte abrazo un puñado de besos post San Valentin y te deseo un hermoso fin de semana!

  4. La primera vez que inicie la lectura del texto me quede en el primer párrafo, buscando un momento más tranquilo para continuar su lectura, hoy retomo ese cúmulo de emociones que tienes en estas letras y puedo decirte que estoy llorando, que no puedo evitar saber que conocí el amor.

    Lo viví con todos los sentidos y cada uno de ellos tiene un recuerdo,
    si mis ojos olvidan su rostro,
    mi olfato recordará el aroma de su piel junto a la mía,
    si el olfato lo olvida,
    el gusto recordara el sabor de su saliva,
    y si el gusto olvida,
    podré escuchar su voz diciendo te hamo,
    y si olvido sus palabras
    quedan mis manos que lo tocaron
    con el recuerdo intangible y con el corazón destrozado.

    Pd. Sé que ese te hamo no lleva “h” es a propósito

    Un abrazo

  5. Lo se linda, no tienes ni que explicarme que ese Hamo lleva la H.

    Aquel día que me diste la hermosa sorpresa de enviarme el CD de Márquez me hiciste recordar tantas cosas, revivirlas, como es que nacio mi amor por su música, y como me marco. No era mi intención hacerte llorar, sino que supieras por que lo quiero tanto, aun a pesar de los años su música sigue provocando lo mismo en mi, un enamoramiento sublime y profundo, solo superado por unos labios y unas manos que me fueron regaladas…

    Animo linda que lo que no te mata te hace más fuerte…

    besos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s