La Escena del Crimen…

la-escena-del-crimen.jpg

 

Hace más de 2 años llego a esta casa la versión canina de Don Mauricio Garcés. En muy poco tiempo se convirtió en el juguete predilecto de Dunia, junto con una versión de la emblemática cajita azul cielo y listón blanco de la joyería Tiffany. Era común encontrar ambos juguetes por la casa, y que ambos terminaran por lo menos una vez por semana en la lavadora.

Cuando Maya llego a nuestras vidas –la mía y la de Dunia- inmediatamente se adueño de Don Mauricio Garcés versión canina.

Iba con el a todos lados, me seguía por la casa con el, dormía con el constantemente y ni pensar en que Dunia le volviera a poner la pata encima.

Siempre me pregunte como hacían esas elecciones, entre todos los juguetes como escoger cual es el predilecto.

Hace días llego un regalo envuelto bellamente, por un momento pensé que era para mi, pero inmediatamente fui corregida

-el regalo es para Maya.-

Dentro había un juguete nuevo, una estrella de tela en colores brillantes y cada punta al ser mordida emite un sonido.

Maya inmediatamente entendió que “eso” era de ella y de nadie mas ¿hay alguien más?

Al baúl del olvido fueron a parar las pelotas, la cajita azul de Tiffanys, la vaca, el caballo y el Gingerman. Yo estaba segura, que digo segura, convencida que los verdaderos amores de Maya tenían lugares intocables en su perruno corazón. Pero me equivoque…

La semana pasada descubrí dos cosas de esta temperamental maltés.

!Al igual que a mi le aterran las arañas! Lo descubrí el otro día cuando la vi horrorizada frente a una, hasta el ladrido se le fue.

La otra es que ella solo ama en el presente, jamás en el pasado y ni que decir del futuro, y que cuando te ama te ama mucho y eres todo para ella. Pero cuando el amor se le acaba o algo mas entra en su pequeño corazón no hay vuelta de hoja. Durante cinco días vi olvidado en una esquina a Don Mauricio, la bata sucia y tirado casi como dejado de la mano de Dios. Lo observe por un buen rato, Dunia a mi lado. Y estoy segura que ambas pensamos lo mismo:

-parece la escena de un crimen-

Y eso es, cuando el amor nos abandona así de definitivo nos aniquila, cuando hubo tanto amor y de pronto nada queda.   Algo siempre muere.

Ni Dunia ni yo tuvimos corazón para tirar a Don Mauricio Garcés, yo confío en que esta adolescente desalmada e ingrata, recuerde cuanta alegría el trajo a su vida.

Le pregunte a Maya:

-¿ya no lo quieres?-

Ella vino hacia el, lo olfateo por unos segundos, me miro a los ojos y se dio media vuelta para reencontrarse con el nuevo amor…

Y saben? Ella no es cruel, es letalmente honesta…

11 comentarios en “La Escena del Crimen…

  1. Dwight!

    La mexicana y la alemana (osea Dunia) son unas sentimentales absurdas. La honestidad ante todo y en su momento, el que no este preparado (a) para que se le hable asi, no se merece otra cosa que un puñado de galletas de animalitos!

    Y ahi en esa ciudad que tu vives hay cookies ricas?

    PD. La semana pasada me prometiste unas cookies…sigo esperando!

    Cookies!

    Maya

  2. “Cuando hubo tanto amor y de pronto nada queda. Algo siempre muere”
    Definitivo, algo muere y muere tan súbitamente que solo queda una horrible cicatriz que huele a azúfre.

    Palomilla herida de muerte

  3. Palomilla,

    Tu resultaste tan tragica como la mexicana… No es mejor amar mucho en el momento y quedarse con ese recuerdo?

    Y con respecto a las cicatrices, yo las curo a lenguetazos deberias intentar lo mismo.

    Cookies para ti!

    Maya

  4. Maya, una disculpa, en realidad pedi tus mil cookies a Salomon’s Gourmet (chocolate peanut butter chip para que le convides a la mexicana sentimental y no te reclame o se ponga peor), y no las he recibido -por aca lo mejor son los cortes de carne, pero eso entiendo te hace mal-, una vez que me lleguen te las envio sin falta.

    Saludos, no cambies, vales mil!!!

  5. Y a cuenta de que!? tu concluiste que a mi me hace daño un corte de carne Dwight? de seguro ideas de la mexicana que se le olvida que mi naturaleza es carnivora!

    Y para que luego no te caiga de sorpresa te informo que esas 1000 cookies son mias, si quieres quedar bien con la mexicana o la alemana, vas a tener que enviarles sus propias cookies a ellas.

    lenguetazo y cookies,

    Maya

  6. Estimada Maya,

    coincido contigo: el amor llega así como se va. Y hay que tomarlo de los pelos.

    Enhorabuena por ti, preciosa. Luego te iré a visitar.

    PD: pregúntale a la mexicana por qué cree que la visito a ella, cuando en realidad voy a verte a ti. (¿Acaso vive alguien más en esa casa?).

  7. LATINOU!!!!!!

    Ni me lo digas, claro que se perfectamente que vas a verme a mi, tu crees que no me fijo cuando te quedas dormido con la platica de la mexicana? jijijijijiji

    Y cuando vengas a verme podemos ir al parque?

    Por ultimo te aclaro: Esa casa es mia. La mexicana vive alli por que alguien tiene que darme de comer, sacarme al parque, comprarme mis cookies etc. Y la alemana…esa ya estaba en la casa cuando yo llegue, al principio crei que era parte de la decoracion, pero no! asi que le tuve que recordar quien ladra alli.

    Latinou espero que vuelvas pronto! cookies para ti!

    Maya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s