Anoche Soñé Contigo

Anoche soñé contigo. Tu cabeza, el cuello, la nuca, las orejas, tus ojos, tus labios, las cejas, la barbilla, tus dientes, tu lengua.

Soñé tus hombros, tus brazos, tus codos, tus manos, tus dedos y las uñas.

Soñé tu pecho, tu espalda, el nicho que aloja el corazón, la parte baja de la espalda, la redondez de las nalgas, los surcos de tus ingles, los nobles genitales.

Soñé tus piernas, tus muslos, tus rodillas, tus pantorrillas, tus talones, las plantas de tus pies, tu empeine, tus dedos, te soñé.

Te vi cubierto, descubierto, acorazado, confitado, temperado, cristalizado, derretido, caramelizado, empolvado, espumoso, mordido, lamido, goteando, derramado.

En mis manos, entre mis dedos, en mis brazos, en mis piernas, en mis senos, en mis vientre, tibio dentro y fuera, en mi rostro, en mi mente.

Me sabias frutal, floral, envinado, cafetal, chocolatozo, acido, perfumado, sedoso, afelpado, robusto a maderas y ancestral.

Te oí crujir, derretirte, tronar, partir, cortar, caer y levantar, correrte y tambien desparramarte.

Olías a vainilla, a orquídeas, a jazmines, a canela, a clavo, a cedro, a miel, a tierra mojada, a lavanda, rosas y geranios.


Desperté del sueño. -Seguías en mis labios-.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s